vivero en mallorca

Geranios 1.90€

El geranio es una flor que requiere abundante iluminación, necesitando mucha luz solar. Lo idóneo es que pueda recibir más horas de luz en forma directa que otras especies, lo cual favorecerá su posterior floración. No obstante, hay que evitar la luz solar directa en las horas de más calor. Lo adecuado es situarlas en sitios estratégicos donde de abundante sol o en zonas de semi-sombra.
En cuanto al riego se debe realizar dos veces por semana durante el verano y una vez a la semana en invierno. Lo mejor es regar con la manguera o regar directamente a ras de tierra. 
Es una planta perenne y, aunque puede crecer hasta los dos metros, suele medir entre 30 y 50 cm. Sus flores, aterciopeladas, lobuladas y con dos tonalidades, pueden ser simples o dobles, y duran desde la primavera hasta que comienza el invierno.
Entre esas especies de plantas hay algunas perennes, otras de floración bianual y otras -las más extendidas en tierras españolas- que dan flor una vez al año, entre mayo y septiembre.
Hora del día óptima para el riego: al finalizar la tarde o temprano en la mañana. Identificar exceso de agua: hojas que se vuelven marrones, tallos flácidos, raíces ahogadas. Identificar carencia de agua: poca floración, hojas que se secan y debilitan.
La poda de árboles y plantas es uno de los aspectos fundamentales en su cuidado y desarrollo. El mejor momento para hacer la poda del geranio depende del lugar en el que vivamos. Aunque lo habitual es realizarla en otoño, tras la floración veraniega, en aquellos lugares donde el invierno sea duro y se produzcan heladas es mejor esperar a principios de primavera, antes de que empiece la floración.
Deben crecer sobre un sustrato rico en materia orgánica, con un PH ligeramente básico (entre 7-9) y permeable (buen drenaje). La tierra debe contener pequeñas piedras, algo de carbón vegetal en pequeños trozos y materia orgánica (turba).
Las flores grandes, petunias y geranios por ejemplo, podemos cortarlas directamente con la mano con la ayuda de las uñas. Las flores más finas deberemos cortarlas con las tijeras. En ocasiones habremos de cortar una buena porción de tallo junto a la flor para equilibrar el conjunto.
Planta cada geranio en una maceta independiente, adecuada a su tamaño y con un sustrato de turba, vermiculita y perlita. Riega. Durante el invierno, las macetas del geranio debes colocarlas en un sitio donde la planta reciba los rayos del sol y sólo regarla cuando la tierra este seca.